¿Problemas entre Rafael Correa y Lenín Moreno por deuda pública?

Han aparecido irregularidades relacionadas con la deuda petrolera de Ecuador incrementando el déficit total de la nación

¿Problemas entre Rafael Correa y Lenín Moreno por deuda pública?

El Gobierno de Rafael Correa dejó a Ecuador con una deuda de 27.871 millones de dólares, según la cifra oficial que el expresidente legó a su sucesor, su copartidario de Alianza PAÍS, Lenín Moreno. En los primeros 50 días del nuevo Gobierno han aparecido montos pendientes desconocidos. La suma agregada ya va por los 41.893 millones de dólares y, según distintos analistas, se queda corta para lo que el país sudamericano tiene pendiente de pago.

El actual presidente, en una alocución televisada por todas las cadenas nacionales, admitió que la situación económica del país es crítica y que se necesitarán 8,000 millones de dólares anuales para amortizar la deuda que heredó al llegar al poder en mayo pasado; el madatario aplicará medidas para contener el gasto e impulsar la inversión.

En un acto de transparencia demandado por la legislación local, y que contrasta con las afirmaciones de Correa que el país se mantenía dentro de los límites de endeudamiento tolerado por la ley (40 % del PIB), Moreno indico que el gasto en demasía del presidente anterior sugiere reformas necesarias y aplicadas lo más pronto posible. "No hay tal mesa servida, esa es la pura y neta verdad. Se podía haber sido un poquito más mesurado en dejar cuentas en mejores condiciones […] se deja la mesa servida, sin sobresaltos y con la mayoría de problemas resueltos", sostuvo Moreno recordando las palabras de Correa al terminar su mandato.

El discurso pronunciado por Moreno no cayó bien a los oídos de Correa, quien, inmediatamente, hizo uso de las redes sociales para responderle al presidente de turno y a, su vez, argumentar por qué había ruptura entre los dos gobiernos. “El Gobierno actual conocía perfectamente todas las cifras de deudas y pasivos, que, además, son públicas. No sólo aquello, mantiene el mismo equipo económico. Hacer una cadena nacional para anunciar lo que siempre supieron es tan solo parte de un show", aseveró el expresidente.

En sus últimos dos años, Correa se enfrentó a una caída de precios del petróleo con una economía dolarizada —que no permite ajustes monetarios— y fuertemente dependiente de las materias primas. Los 27.871 millones de dólares de deuda oficial no incluían en su metodología de cálculo las cuentas pendientes del Estado con instituciones públicas porque, según se explica en el diario oficial, no tiene sentido contar como deuda lo que el Estado le debe al Estado, aunque sean entidades públicas diferentes. Usando esa metodología no se excedía el límite constitucional del 40% del PIB. Al tomar en cuenta la deuda externa y la interna, la cifra sube a casi 42.000 millones de dólares (el 42% de la economía nacional) y aun así se sigue sin incluir impagos de la gestión anterior, la mayoría en el sector petrolero.

Ecuador entró en mora con las petroleras debido al modelo de contrato donde se paga a las privadas un precio fijo por barril extraído que no toma en cuenta si el precio del barril sube o baja.

Para Alberto Acosta, asesor económico, no se pueden dejar por fuera el dinero solicitado para la reconstrucción después del terremoto que sacudió el norte del país. Tampoco los papeles del Estado cotidianos como son los certificados de tesorería y los títulos del Banco Central que se adeudan a contratistas del Estado, municipios y gobiernos provinciales y otros entes privados. Para Acosta, la deuda real de Ecuador se aproxima a los 56.000 millones de dólares, si se tienen en cuenta todos los rubros correspondientes.

Desde que dejó el Gobierno el pasado 24 de mayo, Correa ha lanzado varios mensajes de crítica contra su sucesor, en particular sobre decisiones que van en contravía de la Revolución Ciudadana que él inició. Sin embargo, el más contundente y directo fue este último donde asegura que se está dividiendo de nuevo el país; permitiendo que la corrupción vuelva a tener una opción de jugo. Falta esperar si es aprobada o no la reforma presupuestal de Moreno para ver la respuesta del expresidente y el camino que toma la nación para solucionar su problema de déficit.

Latin American Post | Carlos Eduardo Gómez Avella

Copy edited by Susana Cicchetto

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…